leyendas

Ese perro travieso que come carne humana, el Familiar.

¿Os habíais quedado con ganas tras leer el mito del lobizón, y compáralo con sus amigos europeos? Pues seguimos con los mitos de bestias caninas argentinas.

Esta varía en el hecho que no está basada en la licantropía. Según las leyendas, el Familiar era un sabueso criado desde cachorro con carne humana, volviéndolo feroz e indomable, y usado por los dueños de las azucareras para mantener a sus trabajadores a raya (no hay nada mejor que hacer desaparecer a algún que otro trabajador de vez en cuando, ¿no?).

alsatian-344065_1920

No es tan mono como este perrillo tan cuqui de aquí, pero no he conseguido una foto más feroz de un perro negro. 

Según lo que escriben algunos blogs como veamosunademiedo.blogspot o la wikipedia.org, indican que la aparición de este animal tenía que ver con un pacto del propietario con el demonio. El cual (según la leyenda), proporcionaba al propietario el animal para controlar a sus hombres, o dotaba de grandes ganancias y fortuna, a cambio de alimentar a su bestia.

Sin embargo, se insiste, que aunque el pacto estaba hecho con el demonio, el perro no era el maldito, y podía matarse por cualquier medio humano. Otras páginas, dicen que de hecho podía tomar diversas formas además del distintivo perro: la de una víbora negra (a veces con cabeza de perro), la de perro con cabeza de jabalí (similar al lobizón) o incluso de europeo siempre vestido con ropa negra.

Así que si tenéis dudas, huid siempre del olor a azufre y el ruido de cadenas, pues esos son signos indiscutibles de su presencia en los alrededores.

veamosunademiedo.blogspot señala en su blog que su aparición, durante el siglo XIX, está asociada al miedo impuesto por los propietarios de fábricas y plantaciones para controlar a sus empleados, y excusar desapariciones y maltratos, ya que las desapariciones solían estar asociadas a personas que protestaban.

Solo por si acaso, si trabajáis en alguna fábrica por la zona de Tucumán, y os dicen que vayáis a buscar herramientas a un cuarto misterioso, no vayáis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s