Sin categoría

Carta abierta a Mi Overachiever

Querida Overachiever,

me pongo en contacto contigo porque nuestra relación no parece acabar de funcionar. Soy consciente que crees que eres tu quién tira del carro la mayor parte del tiempo, pero yo soy la encargada de recoger los tinglados que montas, y por tanto, tengo tanta importancia como tú.

Soy consciente que parte de la culpa la tiene la sociedad en la que vivimos. Que nos dice que si no hacemos algo, y no es de utilidad para susodicho macro-organismo, estamos desperdiciando nuestro tiempo y el suyo.

Nos han enseñado a apuntar a lo más alto, a aspirar a lo imposible, y todo eso esta muy bien. Pero ya hemos visto que lo imposible, es muy difícil de conseguir. Y cuando el fracaso llega, llega el desmorone emocional que nos destruye a las dos.

Porque igual que la sociedad espera que seamos productivas, también espera que no fracasemos. Nos dice que es el peor resultado posible. Que no hay forma de recuperarse de él. Y cielo, anda que no nos costó recuperarnos hace ya un año.

¿Recuerdas la ansiedad? ¿La depresión? ¿Todo porque no conseguiste cumplir con esa agenda vital que te habías marcado? Ahora dime, ¿aún crees que has perdido un año de tu vida? ¿Aún crees que es el fin del mundo?

E insisto, ¿aún crees que la única forma de vivir es siendo la mayor especialista del mundo mundial en tu campo? ¿No has visto ya que hay muchos otros niveles? Mucha gente que vive muy feliz sin sacrificar sus horas de sueño, sus hobbies, o sus relaciones en pos de una ponencia en el congreso Europeo del momento.

Ya ha quedado claro que tu quieres tener una vida a parte de tu trabajo, ¿no? ¿Entonces por qué te sigues lanzando a estos maratones tan contrarios a tus principios?

No respondas, ya me imagino la respuesta. Esa incesante de necesidad de sentir que estas haciendo algo que vale la pena.

Pero hazme un favor, siéntate un momento, para de pensar en el mundo que siempre gira. Piensa en ti misma, en lo que realmente quieres. No, no mires a la cima, mira justo delante tuyo. Se empieza siempre con un paso. En vez de aspirar a cosas imposibles, y frustrarte al no conseguirlo, marcate objetivos simples. Te sentirás mucho mejor al verlos cumplidos, y poco a poco te llevaran muy lejos.

En cuanto al mundo. Nadie va a juzgarte. ¿No te apoyaron tus padres cuando caíste más bajo que antes? ¿Por que crees entonces que los estas decepcionando? Ya te lo han dicho, ellos no quieren verte triunfar, quieren verte feliz. Así que busca la felicidad. Quédate con lo que te gusta, aunque parezca que no va a ninguna parte.

Muy atentamente,

Yo misma

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s